El Idioma Veliche de Chiloé

image

Al igual que todo Chile, la provincia de Chiloé y partes de las provincias de Llanquihue y Palena (en el fondo, el Chiloé colonial) presentan una fuerte influencia de las culturas que poblaron la zona antes del arribo de los conquistadores españoles. No obstante, a diferencia del resto del territorio chileno, en esta zona el aislamiento por más de dos siglos provocó que la cultura y el idioma de los “conquistados” terminasen siendo adoptados por los “conquistadores”, siendo tal vez el bilingüismo español-veliche uno de los elementos más distintivos de este proceso. Este fenómeno llevaría al sacerdote Pedro González de Agüeros a señalar en 1791 que “El Idioma que se habla en toda aquella Provincia, así entre Españoles como Indios, es el general de aquel Reyno, que nombran Veliche; pero los mas acostumbran ya nuestro Castellano, aunque para el acto de la confesión mejor se explican los Indios, y muchos Españoles en su natural idioma, y con particularidad los que habitan en las islas más apartadas de la comunicación”. De la misma forma, el naufrago británico John Byron relataría en 1768, que “aquí se habla principalmente el idioma de los indios, incluso entre los españoles; y ellos dicen pensar que es un idioma más bonito que el suyo.

Hoy en día el idioma veliche (también llamado huilliche o chesungún más al norte) está desaparecido, aunque su influencia ha dado origen al español chilote, variedad del español chileno hablada sólo en el sur del país.

Extracto de “Los chono y los veliche de Chiloé” de los autores Renato Cárdenas, Dante Montiel y Catherine Grace. 1991. pp. 203-205

‘Don Carlos Garcia Huidobro, a mediados del siglo pasado describía: “esta sencilla gente habla un dialecto araucano ya muy modificado por el tiempo y las costumbres, el Beliche o propiamente Ghuyliche; en su boca parece como un sonido prolongado de la voz, con algunos cambios de tono solamente; mas bien que un lenguaje articulado; pero lo hablan de un modo tan dulce i tan agradable, su voz es tan suave, que desaparece en las mujeres ese sonido gutural i áspero, haciéndose tan dulce i armonioso al oído como el más práctico de los idiomas orientales”. Esta lengua cautivó a los españoles tanto como los cahuines y otras costumbres locales.

Las autoridades, empero siempre observaban con preocupación estas asimilaciones; así el gobernador Narciso de Santa Maria, en 1775 señalaba que entre las costumbres indigenas arraigadas en los españoles estaba su bilingüismo: “la castellana muy mal hablada y la Beliche muy bien”, agregando que la usaban también los nobles :“todos la frecuentan mas que la castellana, asl hombres como mujeres”. Moraleda agregara en 1786 : “usan…castellano i veliche. El primero con incultura i grosera impersonalidad, al contrario el segundo con bastante elocuencia”.

El método misional practicado por los jesuitas favorecerá la permanencia del veliche durante el periodo colonial, debido a que ellos aprendieron las lenguas nativas y con ellas evangelizaron

El bilingüismo usado por los europeos, por otra parte, facilitará la incorporación al español de conceptos intraducibles, relativos especialmente a la flora y fauna, a la toponimia, a los utensilios y a las costumbres de las tierras ocupadas.

La desaparición del idioma nativo se opera más bien durante la ocupación chilena y como consecuencia de un fuerte proceso de incorporación de este territorio a la cultura de dominación, aunque ya en 1789, el Intendente Francisco Garos ordenara la difusión de la lengua castellana por toda la provincia y en el mismo año se instruyera al futuro Gobernador don Pedro Cañaveral que ponga en el castellano “particular cuidado de que se enseñe y propague entre todos aquellos vasallos por lo mucho que interesa se asemejen en lenguaje”.

Así, en 1843, el veliche ya no era tan familiar como el castellano.

Cañas Pinochet registra antecedentes que todavía en 1887 se hablaba veliche en Apiao, Chaulinec, Alao y Cucao; áreas de fuerte presencia indígena. En otro sentido Hérvas señalaba que a fines del siglo XVIII ya se operaba una corrupción en el lenguaje nativo, “con muchísimas palabras españolas que han adaptado y que declinan y conjugan según la sintaxis de su idioma”.’

Referencias

  • Cañas Pinochet, Alejandro (1908). Estudios de la lengua veliche. Disponible parcialmente en Wikisource.
  • Cardenas, R., Vera, D. M., & Hall, C. G. (1991). Los chonos y los veliche de Chiloé. Eds. Olimpho. Disponible en Memoria Chilena.
  • Huidobro, C. G. (1846). Provincias Meridionales de Chile. Su descripcion segun un viaje hecho a ellas por don Cárlos García Huidobro. Comunicacion del mismo a la Facultad de Ciencias Matemáticas i Físicas en su sesion de 1864. In Anales de la Universidad de Chile (pp. Pág-439). Disponible en Memoria Chilena.
  • Contreras Scorsoni, Victor (responsable del sitio). “Lenguas de Chiloé”. Puerta a la Cultura de Chiloé. Palqui, Chiloé.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s